domingo, 16 de noviembre de 2008

EDICIÓN Nº 19


VOLVER AL INICIO: http://noticiasdesullana.blogspot.com/


CULMINACIÓN DE PUENTE INTEGRACIÓN SE HACE CON
REFORZAMIENTO ANTE PRESUNTAS IRREGULARIDADES

La Municipalidad Provincial de Sullana, en Marzo-2008, en medios de circulación Regional hizo de conocimiento al Contratista PIRÁMIDE JLIS que había contratado a un profesional que realizó la evaluación y peritaje de la obra inconclusa construcción del puente integración Sullana-Bellavista y que se presente a recoger dichos resultados. Según se supo el trabajo de peritaje habría confirmado las sospechas que, representantes de la sociedad civil del distrito de Bellavista denunciaron, la obra inconclusa presentaba una serie de fisuras en su estructura y en la propia losa del puente. Situación que como la población sabe salió a la luz en agosto-2007 cuando la Municipalidad decidió hacer la primera resolución de contrato de obra.
Todos conocen la historia, cuando dimos cuenta que el alcalde Jaime Bardales Ruiz, acompañado solo por un asesor de apellido Fajardo, miembro de la Logia Masónica de Piura, el 29 de agosto del 2007, en el centro de conciliación extra judicial “Armonía”, suscribió la bendita acta de conciliación con la que dejó sin efecto la resolución del contrato de la obra y le otorgó al contratista consorcio PIRÁMIDE JL, 30 días más para que la termine. Este hecho fue una evidencia más de los “errores” e “incapacidad” del alcalde Bardales, quien viene mostrando una serie de facetas en su actuación y declaraciones plagadas de mentiras: médicamente se le conoce como personalidad múltiple.
Los intereses de la actuación del alcalde son distintos de quienes lo eligieron con su voto en noviembre del 2006. El 4 de octubre del 2007 se venció el plazo otorgado en “la conciliación” y la obra quedó inconclusa. Recordemos que los 30 días otorgados estaban por encima de los plazos contractuales y ampliaciones producto de los adicionales de obra 1 y 2 que mediante resoluciones aprobó el alcalde Bardales, y sobre los cuales deberá dar cuenta a Contraloría por contravenir las bases administrativas en las que constan los derechos y obligaciones de las partes (términos de referencia, expediente técnico, modalidad de contratación) y la Ley de Contrataciones de Obras Públicas del Estado. Los 30 días otorgados estaban por encima de la aplicación de la máxima penalidad por incumplimiento que dispone la Ley y que de acuerdo al monto del contrato ascendería a más de 120,000.00 nuevos soles. Sobre toda esta oscura historia dimos cuenta en la edición de “El Tallan” Nº 12. La obra tuvo un plazo fijado en el contrato de 120 días calendarios y con ampliaciones y 30 días otorgados al 04 de octubre del 2007 el plazo se corrió por 269 días, quedando inconclusa la obra. En abril del 2008 se han reiniciado los trabajos realizados directamente por la Municipalidad.
Como se informó el proceso de contratación de la obra se realizo en la gestión anterior siendo entonces alcalde Karlos Bel Carcelén, quien reemplazo en el cargo al ciudadano lanconeño Isaías A. Vásquez Morán. El contrato de ejecución de obra Nº 0735-2006/MPS-A.S.J., se suscribió el 22 de nov. del 2006 entre la Municipalidad de Sullana y la empresa Consorcio PIRAMIDE JLIS, por el monto de S/. 1'227,185.03 nuevos soles y con un plazo de ejecución de 120 días calendarios. La modalidad de contrato de obra ha sido concurso oferta y el de ejecución a suma alzada. Las reglas de juego del proceso fueron legalmente claras: Según la modalidad de “concurso oferta” los postores concurren al proceso de contratación ofertando la elaboración del expediente técnico, la ejecución de obra y, de ser el caso, el terreno, pudiendo ofertarse sistemas constructivos convencionales o no convencionales. Dicha modalidad pretende reunir en un único proceso, la contratación de un especialista que elabore el expediente definitivo de la obra requerida y que la ejecute, de manera que la Entidad obtendría un ahorro en el tiempo de ejecución y concentraría de alguna manera, en una sola persona, la responsabilidad por la elaboración del expediente y la ejecución de la obra.
La Municipalidad pagó al Consorcio PIRÁMIDE JLIS por concepto de elaboración del expediente técnico S/. 50,000.00 nuevos soles cuyo presupuesto para su ejecución fue de S/. 1'227,185.03. Sin embargo, durante el proceso de ejecución de la obra, en la gestión actual del alcalde Jaime Bardales Ruiz, se aprobó el adicional de obra: Nº 01 por S/.103,481.70 y el Nº 02 por S/. 7,194.43, que incrementó el monto del contrato a S/. 1'337,861.13. Si tenemos en cuenta las reglas de juego del contrato modalidad de “Concurso Oferta” el responsable por omisiones, errores o negligencias en el expediente técnico es el Consorcio PIRAMIDE JLIS ya que lo elaboró y a su vez lo ejecutó. No admite ni genera presupuesto adicional alguno dado la condición de modalidad de contrato de “Concurso Oferta” y por la modalidad de ejecución “A Suma Alzada”. Pese a que así lo hizo conocer la supervisión de obra consorcio Ulloque Rodríguez -motivo por el que no se les volvió a contratar- el alcalde y sus funcionarios ineptos de entonces y la gerente municipal le dieron pase a dichos adicionales con las consiguientes ampliaciones de plazo, no cumpliéndose el objetivo de obtener un ahorro en el tiempo de ejecución. A todo ello hay que sumar los costos de la demora en la ejecución de la obra, el costo de la liquidación del contrato, los pagos reconocidos, etc. El daño económico ocasionado a la Municipalidad y por ende al pueblo de Sullana es sumamente alto. Pero en el caso de las obras públicas, en que la COIMISIÓN esta a la orden del día, toda inacción o acción tiene su razón. La codicia vence a la razón y las leyes ¿Verdad?.
Luego de haberse vencido el plazo, otorgado en el acta de conciliación del 29/08/2007, la Municipalidad decidió, tardíamente y como de costumbre, la resolución definitiva del contrato de ejecución de obra con el Consorcio PIRÁMIDE JLIS. Pese al cuestionamiento que varios sectores de la población hicimos a esta conciliación -con un alcalde ciego, sordo y mudo- tampoco se cumplió el objetivo: culminar la obra. Volviendo al inició de esta historia la Municipalidad contrató a un perito para que realice la evaluación y ensayo estructural a la obra puente integración Sullana-Bellavista cuyo resultado final habría recomendado se realice un reforzamiento a la losa del puente ya que presentaría fallas desde su diseño original plasmado en el expediente técnico elaborado por el consorcio PIRÁMIDE JLIS (Rafael Lama More) Sobre el resultado del peritaje realizado el alcalde Jaime Bardales Ruiz no ha dado cuenta a la población de Sullana y Bellavista. Sin embargo, mediante resolución de alcaldía Nº 0947-2008/MPS del 30 de mayo de 2008 se aprueba el expediente técnico para la culminación de la cons- trucción del puente integración Sullana-Bellavista con un presu- puesto de S/. 591,528.82 nuevos soles, por modalidad de ejecución directa y un plazo de ejecución de 90 días calendarios. Se dice que el gasto de inspección de obra es de S/. 16,550.00, por elaboración del expediente de S/. 3,400.00 nuevos soles, a lo cual se debe agregarse el costo del peritaje realizado que debe contemplar el expediente técnico y que no menciona.
Nuevamente recordemos las reglas de juego del contrato: el responsable tanto del expediente técnico como de la ejecución de obra es de una sola persona llamada consorcio PIRÁMIDE JLIS. Si el resultado del peritaje ha demostrado errores o negligencias en el expediente técnico el costo adicional del llamado “reforzamiento” debe ser asumido por el consorcio PIRÁMIDE JLIS y así ha debido quedar establecido puesto que lo contrario sería hacerle un favor más al contratista. Claro, en “El Tallan” estamos de acuerdo que la obra debe ser terminada pero no aceptaremos que se nos venda “gato por liebre”. De acuerdo a Ley de Contrataciones de Obras Públicas los mayores costos que acarree la culminación de la obra serán por cuenta y responsabilidad del contratista Consorcio PIRÁMIDE JLIS y esperamos esto haya quedado plenamente dilucidado o tendrá que pagarlo el alcalde y sus funcionarios ineptos. El análisis que nos ha proporcionado un especialista en estructuras y puentes menciona que una cosa es un puente nuevo con un diseño estructural adecuado y otra cosa es la rehabilitación y reforzamiento de puentes que corresponde hacerse cuando han fallado en el tiempo o se busca prolongar su vida útil para reducir costos de construirse uno nuevo. Se supone que el expediente del puente integración Sullana-Bellavista debió estar elaborado conforme las normas técnicas de la construcción y el reglamento para construcción de puentes. Los errores o negligencias que ponen en riesgo su funcionamiento, detectados en el peritaje, es un asunto grave ya que se decide agregar un sobre costo para su reforzamiento y debe indicar la responsabilidad del Contratista.
El ingeniero Edgardo Arellano Gómez, especialista en puentes, comenta que el reforzamiento se refiere a trabajos que se efectúan en la estructura del puente, con la finalidad de mejorar sus condiciones resistentes originales. Los procedimientos para lograr el objetivo, suelen ser similares al de una rehabilitación de puentes pero, el enfoque del diseño tiene que ser distinto. Los reforzamientos de puentes en nuestro país, se efectúan por que muchos de los puentes que se encuentran en servicio fueron diseñados para sobrecarga menores que las que actualmente fija el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. También se refuerzan los puentes, porque con frecuencia transitan por la red vial del país, sobre cargas extraordinarias que superan las cargas legales autorizadas, produciendo esfuerzos mayores de los que admite el material. El reforzamiento se realiza porque se desea incrementar la capacidad de carga de un puente en servicio. El especialista es claro al indicar que el termino reforzamiento de puentes se refiere a aquellos que están construidos y/o en servicio. En Sullana, se va a reforzar un puente que sin estar construido al 100 % ni puesto en servicio ya se tiene que reforzar por errores en el diseño (Rafael Lama More y Cia) ¿Quién pagará los errores y negligencias en el expediente técnico Sr. Jaime Bardales Ruiz? Será la Municipalidad como ya lo hizo en los adicionales 01 y 02. Recuerde que la Municipalidad no es su feudo ni las arcas tienen un sol de su bolsillo.
Desde abril del 2008 el Alcalde Bardales ha contratado al CPC Domingo Mondragón Vásquez para que labore en el área de Auditoria Interna que esta a la cabeza del CPC Teodomiro Gonzáles Cornejo. De buenas fuentes se sabe que este profesional habría estado a cargo del órgano de Auditoria de la Municipalidad de Paita, de donde habría sido retirado por transgredir los principios que rigen las acciones de control en las entidades públicas del Estado. Específicamente a que su actuación no estaría guiada por el principio de imparcialidad. Hechos que serian de conocimiento de la Oficina Regional de Contraloría de la República - Piura. Trascendió por parte de un regidor de oposición que en sus manos ha estado el caso de la obra construcción del puente integración Sullana-Bellavista tratando de justificar lo injustificable como en el caso de los adicionales de obra. Desde ya solicitamos que todo loa actuado por este profesional sea nuevamente revisado por una comisión de Contraloría del Estado. Señores regidores búsquense un buen asesor para que formulen la denuncia sobre presuntos delitos cometidos en las obras públicas y pidan una comisión imparcial de Contraloría y que no prospere la “limpieza torcida” que pretendería hacer el auditor que contrata y paga Jaime Bardales Ruiz. Esta es su quinta faceta.
Una cosa es la paz y otra cosa es el delito que no hay que apañar. Que su acción de fiscalización tenga resultados.